La Ciudad de Buenos Aires se convirtió a partir del jueves 11 de agosto en sede de Ethereum Latam, una conferencia gratuita de tres días dedicada a reunir por primera vez en la Argentina a la comunidad y el ecosistema de Ethereum a nivel global.

En el encuentro Diego Fernández, el secretario de Innovación y Transformación Digital de la Ciudad de Buenos Aires, dio a conocer Tango ID, el proyecto que revolucionará el modo que se usa para identificación de ciudadanos y que se dará mediante un protocolo de identidad digital auto-soberana que implementará la Ciudad, y que utiliza de tecnología blockchain.

Diego Fernández, en un mano a mano con Ámbito hizo referencia a la utilización, en una primera etapa, de una blockchain de capa 2 que es una solución tecnológica que sirve para hacer más escalable a la red principal de Ethereum.

Esta nueva ventaja agilizará la cantidad de transacciones que podrán llevarse a cabo con la tecnología de la criptomoneda, de acuerdo a las estimaciones, los intercambios que podrían generarse con el nuevo sistema pasarían a ser de 100 mil por segundo en vez de los escasos 15 actuales.

En concreto, Tango ID se trata de un sistema innovador que se está adoptando en el mundo con el objetivo de que las gestiones administrativas sean más eficientes y seguras; y que por otro lado, les devuelva a las personas la soberanía sobre su información digital.

«La Ciudad vio esta ausencia de verificación de datos íntegramente virtual y trabajó en cómo hacer para tener un sistema de identificación digital y credenciales verificables para que sirvan el día de mañana con el mismo nivel de seguridad que que funciona un DNI, una licencia de conducir o una escritura de una casa, es decir cualquier cualquier documentación sobre la que tengamos que estar certeros que sea inviolable y que sea la que es», expresó Diego Fernández para este medio.

En relación al armando del proyecto, el funcionario sostuvo que este proyecto no se trata de una app de gobierno, sino de promover que se desarrolle un protocolo que sea opend source, entendido como aquel que puede usarse por cualquier usuario, y tenga como ventaja el poseer interoperabilidad con cualquier otro protocolo como el que está haciendo el gobierno de Inglaterra, La Comunidad Económica Europea o compañías privadas como Polygon en EEUU. Además, sostuvo el secretario de innovación que este trabajo viene haciéndose desde hace un año y cobró mayor relevancia a partir de la visita de Vitalik Buterim, creador de Ethereum, quien está íntimamente relacionado en los últimos tiempos con la adaptación de estas tecnologías blochain para revolucionar las actividades cotidianas e institucionales que hacemos las personas a diario.

Por su parte, Diego Fernández reconoció que el líder de Ethereum el año pasado, cuando le presentaron este proyecto de La Ciudad, dio un guiño hacia la iniciativa.

Actualmente, Buenos Aires es uno de los primeros lugares de la región donde se están promoviendo estos sistemas, sin embargo, en el ámbito local la van a empezar a utilizar Vicente López y Luján de cuyo. “Con el objetivo de formar parte del ecosistema Ethereum, Buenos Aires busca promover la inversión privada y pública en proyectos blockchain, así como contribuir a la seguridad y descentralización de la red, y desarrollar e investigar una regulación aceptable que nos permita como Gobierno participar formalmente de estas redes”, manifestó el secretario de Innovación.

En cuanto a cómo se realizará este proceso de identificación, Fernández sostiene que Implementaron estándares internacionales que definió Cristofer Allen con los principios de identidad digital autosoberana, el open ID, entre otros protocolos y en base a ello convocaron a los actores del mercado local, que tuvieron mucho interés , para crear colaborativamente el Tango ID.

«Hoy la confianza no es digital, es física ,requiere de un verificador, la confianza tiene una estructura analógica, funciona y puede verse en las entidades que emiten credenciales, La Ciudad de Buenos Aires que te emite un registro de conducir, un banco que te da una tarjeta de crédito o un club te ofrece un carnet de socio, en esos comprobantes hay un estándar como el alto y ancho de una billetera, y las organizaciones en el mundo van a pasar de hacer una app de cada institución en particular que brinde su atestación, para ir hacia un modelo en el que todas van a emitir credenciales que sigan estándares internacionales que cada uno va a tener en su billetera y sean controlables por cada uno como las billeteras físicas», sostuvo Fernández.

Uno de los mayores beneficios de esta implementación en la identificación digital se vincula con el ahorro de burocracia. «Nos va a permitir salir de esta historia de los silos digitales, es decir que entre distintas instituciones de gobierno podrán circular libremente los datos y certificados reduciendo las intervenciones físicas llevadas a cabo por el usuario», agregó el secretario.

Por último, en beneficio preciado que trae aparejada esta tecnología es la de preservar al usuario a través de conocerle soberanía sobre los datos que se publiquen para que el mismo decida quién lo hace y cómo.

Y en relación a cuándo se aplacará, la fecha tentativa llegará a principios del próximo año para que los porteños puedan disfrutar de sus beneficios y los ciudadanos de aquellas jurisdicciones que se sigan sumando a esta visión de acá al 2023.

Artículo anteriorProfit: El Salvador obtendrá más de 6,000 millones de dólares
Artículo siguienteSe viene la 2da edición del concurso de arte que premia en Bitcoin